Igualdad de derechos

La madrugada del 28 de junio de 1969 tuvo lugar una redada en el Stonewall Inn, un bar gay ubicado en la ciudad de Nueva York. Este hecho fue el detonante del movimiento LGBT en Estados Unidos —y, en cierta medida, del mundo. Durante los 50 y los 60 los atracos policiales homofóbicos eran muy comunes; cuando caía la noche los lugares clandestinos en los que gays, lesbianas y transexuales se daban cita eran el blanco de múltiples ataques efectuados por la autoridad.

Gracias a que los asistentes de Stonewall Inn —y las personas que presenciaron los hechos— rompieron el silencio y respondieron a las agresiones, tiraron señalamientos de transito, barreras mentales y juicios morales, fue que miles de personas decidieron unir su voz y descontento contra una sociedad que los discriminaba; la comunidad LGBT estaba obligada a vivir en el anonimato y a mantener encuentros a escondidas, como si el amor fuera un delito de Estado.

Ha sido un camino largo el de esta lucha, y por supuesto que todavía falta mucho por recorrer; pero los avances que ha logrado la comunidad LGBT para la obtención de derechos igualitarios han sido inmensos. Junio se ha convertido en el mes más colorido del año, y cada vez más personas —e incluso empresas— se suman a la celebración de la diversidad que compone a nuestra sociedad.

Las marchas que se realizan anualmente alrededor del mundo para conmemorar los eventos de Stonewall Inn son más que una simple fiesta, son un recordatorio punzante de que la comunidad LGBT se encuentra en cada rincón del planeta, que no se mantendrán en silencio mientras sus Derechos Humanos son pisoteados y que son cada vez más los que pierden el miedo de mostrarse tal cual son. Evidentemente, hay mucho que celebrar y mucho de qué sentirnos orgullosos.

 

Divinidad y amor

El amor tiene cierta divinidad que a veces pensamos que no es de este mundo:

Me enamoré de un ser de luz; me pregunto qué hace aquí, en este mundo tan perdido de nosotros, de nuestra luz. Tengo miedo que de pronto tenga que irse porque todo lo que debía hacer ya lo ha terminado.

Me despierto temeroso por la noche para ver si aún sigue aquí, durmiendo junto a mí; lo contemplo y confirmo que su perfección majestuosa no pertenece a este mundo. Me despierto para darme cuenta que no es un sueño, que es de carne y hueso.

Me gusta tocarlo y lo hago lo más que puedo, su piel es suave como la seda, su espalda tiene tantos lunares que parecen las estrellas del Universo, me gusta pegarme a él como una etiqueta autoadherible

Aquí hay un hijo de Dios, tan apegado a sus valores que me pregunto qué hace aquí.

“Dios, tengo miedo que quieras llevártelo, me siento tan amada que no hay precio para este sentimiento”.

No sé cuál sea su tarea, pero me ama más de lo que yo puedo amarme. Anduve por allí en rincones de oscuridad llorando, sintiéndome tan menos, y Dios sólo miraba a lo lejos, reía un poco de ese dolor que el tiempo ha vuelto insignificante. Él sabía que vendría su hijo a curarme, amarme y a verme como la escultura más perfecta hecha por los griegos.

Yo también hubiera podido reír junto a Dios, si tan sólo me hubiera dado un pase al futuro, de haber sabido que un ángel cuidaría de mí, en este corazón todo hubiera sido paz, como lo es ahora.

Un tarde, mientras el sol aguardaba su sueño para poder despertar frente a la ventana del otro lado del mundo, mi ángel habló conmigo, escuché todo lo que Dios quiso decir a través de él y sus ojos me llevaron a un lugar que no conocía, me llevó a su antiguo sitio, donde las almas puras viven, donde reina el amor de Dios. Me llevó al cielo donde no existe nada más que el amor puro, donde se disuelve toda materia y queda un único sentimiento.

Allí donde las energías se mueven a la velocidad de la luz para sentirse libres, para volar y para amar.

Me llevó al cielo y me dijo que no tuviera miedo de amar, pues con este amor que me cuida, me doy cuenta que es el único lugar al que pertenezco. Sus brazos me abrazaron como las nubes lo hicieron. Estar cerca de él, es también estarlo de Dios.

Aquí hay una pareja que viene a amarse y a respetarse, un caso excepcional que tacharán como locos  pero que la sonrisa de Dios los bendice de todo, pues son una sola luz.

La sonrisa de Dios aprueba este amor que tampoco tendrá fin, pues en cualquier lugar del Universo seremos siempre una luz, una energía… tal vez, él vino por esas alas que le faltaban para cuando estemos listos y emprendamos ese vuelo eterno lleno de fuerza y poder celestial.

Creer en el amor

Creo en la confianza y el amor, en que dos personas pueden hacer grandes cosas cuando, a pesar de las heridas, de los desencuentros, el desorden, la confusión y el desastre son capaces de levantarse juntos, de ayudarse uno al otro para reconstruir todo con mejores cimientos que lleven una estructura de acero solida para que nunca se derrumben.

No creo en el matrimonio porque en realidad no estoy convencida de que exista, cada par lo hace y deshace como mejor puede; en cada dos va cambiando, transformándose en quizás algo totalmente diferente. Es sólo una palabra para nombrar a dos que decidieron comprometerse a estar juntos por medio de un papel que dice que son una pareja, como si en realidad se necesitara de uno. Pero hasta hoy nadie sabe con seguridad lo que es.

Creo en el deseo de crecer junto a ese otro no sólo como espectador, sino también como apoyo; creo en la curiosidad de conocer más de él, de ver hasta dónde es capaz de llegar y alentarlo para que no se rinda, en el querer estar, permanecer juntos para recordarle quién es en el momento en que lo olvide.

Creo en que por fin encuentres a alguien con quien no sólo puedas ser tú, sino alguien mejor, un ser que no puede mas que intentar ser más de lo que ya es porque quien está a su lado no deja de inspirarlo. En poder rendirte y mandar todo al diablo porque siempre contarás con el otro para caer de cansancio, de dolor ante sus brazos sin temor a que te suelte.

Creo en la paz que te da llegar a un hogar que se conforma en el instante en que están esos dos, solos, sin nadie más. Cuando por fin pueden deshacerse de todo eso del exterior que les estorba y seguir en la hermosa soledad de su compañía; esas almas que juntas se convierten en el mejor refugio de todo lo que hay fuera.

No creo en el matrimonio porque es una ilusión, es la fachada tras la que sucede la verdadera magia. Ésa que pocos alcanzan y creen obtener tras firmar un papel, como si fuera el tan prometido y eterno final feliz.

Creo en las parejas que, a pesar de todo, apuestan y firman, sin que sea eso lo verdaderamente importante. Creo en esos dos que saben que es sólo un paso más para seguir adelante, seguros de que eso no hace más fuerte o más débil lo que por sí solo ha sido enorme, los ha hecho grandes.

Creo en las ganas de gritar, de confirmar por todos los medios que es esa persona con la que quieres seguir enfrentando la vida, hasta que ésta termine.

Porque hoy nadie lo hace, o quiere hacerlo. Porque sí, es de valientes apostar por algo que las estadísticas pueden asegurarte que no va a durar, que serán un número más de aquellos que siendo tan cercanos, terminaron por ser sólo dos extraños más.

Todos lo advierten, la vida nos ha enseñado que no es buena idea intentar que algo dure, prevalezca; si lo sabemos, terminará. Cada vez son más los cuerdos, los que forman parejas sin necesidad de arriesgarse más de lo indispensable, de lo irremediable.

En realidad no apuestan, no arriesgan sin estar seguros; muchas veces saben que son ellos quienes no están del todo, nunca lo harán. Porque la inversión siempre es mejor cuando se trata de negocios. Porque puede existir algo que te haga cambiar de opinión y entonces tengas que partir; es mejor hacerlo sin nada que pese, que lastime; sin los recuerdos, sin el dolor, sin el amor.

Cómo aumentar tu puntaje en el examen TOEFL en menos de un mes

¿Tu puntaje en el examen de TOEFL hablado puede arruinar tus planes para trasladarte a otro país o inscribirte en una universidad superior?

Entonces habrá que buscar una guía como Harmon Hall para ayudarte en esta importante misión.

El enfoque es tener sesiones que donde se encuentren 100% basadas en la práctica, en donde los estudiantes puedan hablar el inglés de forma natural, clara y correcta, sin ninguna memorización.

Si bien la práctica a largo plazo y la preparación es la clave para tener éxito en la prueba de TOEFL, te sugerimos una par de cosas que debes hacer en el próximo mes, lo que te ayudará a aumentar tu puntaje de prueba de manera significativa.

Hablar inglés es algo así como “estar en forma”. La mejor manera de estar en forma antes de un examen como el examen TOEFL es practicar el hablar continuamente en los próximos días.

Olvídate de todos los errores que cometes al hablar, olvídate de todas las reglas gramaticales que has aprendido hasta ahora. Sólo céntrate en hablar inglés tanto como te sea posible en los siguientes días.

Esto hará que tu cerebro piense y procese en inglés. Es muy importante que comiences a cambiar tu cerebro a un modo de sólo inglés en los últimos días antes de la prueba de TOEFL hablado.

Trata de no traducir frases directamente a tu lengua materna, ya que esto hace que tu cerebro vuelva al otro idioma. Y practica el hablarte en voz alta a ti mismo tan a menudo como puedas.

El practicar es mejor que no hablar, pero eso significaría que no te podrás corregir cuando cometas un error.

Si deseas obtener la puntuación perfecta en la prueba de TOEFL, necesitas el apoyo de un hablante nativo de inglés para escucharte y señalar cómo puedes mejorar.

Aquellos programas en donde se practique el inglés hablado te permiten hablar uno a uno con un hablante nativo de inglés.

Esto te dará la oportunidad de tener una discusión significativa y obtener correcciones en la gramática, la pronunciación y el vocabulario.

Y puedes usar temas de TOEFL de exámenes pasados para apoyarte en el proceso.

Una parte importante de la fluidez es entender lo que oyes.

Así que si quieres “sonar” con fluidez durante la prueba de TOEFL hablando, rodéate de muchos estímulos en inglés.

Ver la televisión en los canales de habla inglesa, en particular las noticias, donde se habla claro, conciso y un correcto inglés.

La mayoría de las televisiones tienen ahora un mando a distancia que te permiten pausar el show e incluso rebobinarlo.

También puedes apoyarte de los subtítulos programados para un idioma y del mismo idioma inglés para que puedas ver la palabra escrita en la parte inferior.

Además, escucha audiolibros y podcasts cuando estés conduciendo o incluso cuando te vayas a dormir.

Como bonificación, esto también mejorará tus habilidades de escucha para el examen TOEFL.

Si haces todas estas acciones durante los días previos a tu prueba de TOEFL hablado, pasarás el examen con éxito sin ningún problema. Así que empieza hoy mismo.

La torre de despedida

Hace dos meses y medio fui a Ámsterdam con motivo de visita, ya que decidí que era tiempo de tomar unas vacaciones y darme un tiempo a para mí mismo en un lugar de mi gusto, sin tener ningún tipo de interrupción ni problemas, ya que de esos tengo suficiente en mi ciudad natal.

Al llegar a mi hotel en Ámsterdam, acomodé todas mis cosas y me eché en la cama para  descansar un poco del viaje, cuando de pronto me di cuenta que había olvidado un asunto de suprema importancia que tenía que hacer antes de irme.

Se trataba de la tramitación de unos préstamos rápidos y seguros para diez de mis empleados, a quienes prometí  dar un bono extra debido a su excelente trabajo a lo largo del año, algo que me pegó como un trueno a un árbol.

En ese momento hablé a la recepción para que me otorgaran el código de internet, para ver si era posible poder tramitar estos préstamos en línea, algo que afortunadamente fue posible, pese a todas mis expectativas y en menos de 20 minutos todo estaba listo.

Por supuesto que mis deseos de descansar y dormir se esfumaron por completo debido a mi pequeña experiencia; sin embargo estaba lleno de energía, debido a la felicidad que me causó el poder llevar a cabo esta operación tan importante, tanto para mis empleados como para mí.

Por esta razón decidí abandonar mi hotel y buscar un bar dónde comer y tomarme varias cervezas, disfrutando tanto de aquel ambiente gótico y poéticamente obscuro que ofrece la ciudad de Ámsterdam, una ciudad que siempre me ha gustado mucho  desde muy pequeño.

En aquella ciudad, hay un lugar por el cual tengo un gusto en particular, un lugar donde he pasado momentos tanto especiales como divertidos en el pasado y un lugar que frecuento absolutamente cada vez que voy a Ámsterdam y continuaré visitando cada vez que vaya. Se trata del VOC Café.

Este café, que en realidad es un pub, lo descubrí por primera vez cuando tenía 18 años, gracias a una amiga holandesa quien me llevó ahí el día de su cumpleaños, un festejo que solo quiso tener conmigo y así fue.

Dicho café se encuentra inmerso en una torre medieval, observando los canales que llevan al mar, una torre conocida con el nombre de Schreierstonen, que significa torre de los lamentos en la lengua holandesa.

La torre fue construida en el año de 1480, con el propósito despedir a los marineros de la Compañía Holandesa de las India Orientales que partían hacia el Nuevo Mundo o hacia cualquier otro lado del globo terráqueo. Estos viajes muchas veces duraban años y era común el nunca regresar debido a alguna tragedia en el mar. A esta torre se le conoce como la Torre de los Lamentos, debido a que por muchos años las esposas despedían ahí a sus maridos con ojos llenos de lágrimas y una voz cortada.

Dentro de esta torre se encuentra el café que tanto me gusta y que desde aquellos años era el lugar de la última cerveza entre camaradas o amantes antes de partir.

M.R.L.S.

Hace poco estuve de compras en Estados Unidos, para adquirir equipo quirúrgico de alta calidad,  ya que hoy en día ya existe maquinaria que puede erradicar problemas oftalmológicos por completo y regresar la vista a quienes padecen distintas condiciones.

Después de varios días de clasificación y calificación de maquinaria robótica, tomé un par de días en E.U.A. para esperar a que todos los documentos y formas necesarias para la trasportación de estos aparatos estuvieran listos, un tiempo durante el cual tuve muchos ratos libres.

En esos días fui a una exposición del Museo Militar de Virginia, para ver una exposición de las armas más efectivas y modernas en el campo de batalla de hoy en día y encontré uno de los sistemas balísticos que más me han impresionado desde hace tiempo y donde se encuentra toda la recopilación de innovación balística de la historia en un solo equipo y en una sola arma.

Se trata del M.R.L.S. (Multiple Rocket Lunching System), un sistema de fuego automático de misiles capaz de destruir cualquier objetivo en tierra y especializado para aplanar por completo circunferencias de hasta 3 kilómetros en un solo uso y se pueden usar, si es necesario, más de 30 veces diarias sobre un objetivo; esto significa que se puede destruir a un ejército entero en menos de un día.

El M.R.L.S. es categorizado dentro del ramo de  la artillería móvil, aunque es infinitamente superior a todos sus semejantes, debido a su extraordinaria capacidad de destrucción mayor.

Esta capacidad se debe a la ráfaga de cohetes de alto calibre, que dispara rápidamente desde un vehículo equipado, que generalmente son camiones, llegando a tener la capacidad de disparar hasta 12 cohetes en 5 segundos, desde un contenedor que puede albergar hasta 40 cohetes, mismos que se vacían en tan solo unos segundos con una excelente puntería.

Este aparato, como ya lo he mencionado, es el resultado de cientos de años de evolución.

Aproximadamente en el año de 1306, los chinos inventaron una caja equipada con muchas flechas impulsadas por pólvora, que lograban desplazar cientos de flechas en unos segundos a las posiciones enemigas sin la utilización de arqueros, algo que a la larga los emperadores estimaban que sería más barato que el sueldo de cientos de arqueros, algo que por supuesto le llamó mucho la atención a la tesorería china.

Aunque el sistema se empleó en varias ocasiones, fue claro que la idea era demasiado revolucionaria para la época, ya que la puntería no era ni cerca de la que un arquero bien entrenado podía ofrecer.

Sin embargo, a finales del siglo XVIII, los británicos comenzaron a hacer uso de cohetes explosivos, en conjunto con la artillería convencional, una técnica que el Duque de Wellington tomó de los príncipes hindúes y fue después adoptada por la marina británica.

La utilización de estos cohetes fue muy notoria en la batalla de New Orleans en la guerra de 1812; sin embargo, su efecto era más psicológico que efectivo.

No fue hasta la Segunda Guerra Mundial cuando este sistema fue perfeccionando por los soviéticos, siendo esto una parte clave de la destrucción nazi.

Hoy en día son un arma perfecta.

Nuevas reglas de etiqueta en el golf

El golf es único en su género, ya que sostiene un número de tradiciones que otros juegos no tienen y es justamente la etiqueta que entra como parte de la estrategia del juego.

Aun cuando se mantiene este sentido de etiqueta, es innegable que se han actualizado algunos elementos.

Si bien algunas de ellos se han modificado y modernizado, existen algunos fundamentos que continúan tan sólidos y profundos ahora como eran cuando el juego vio la luz por primera vez

Y en cuanto a los ajustes, estos han sido acordes a nuestro estilo de vida actual, por lo que varios detalles antiguos han sido replanteados.

Hagamos un recorrido de estas nuevas reglas de etiqueta en el golf:

Tecnología

Todos somos adictos a nuestros teléfonos, así que pedir a cada golfista que los apague mientras juegan un juego de más de 4 horas simplemente no es realista.

Sin embargo y por respeto a los compañeros de juego, el teléfono cuenta con la función de ponerlo en silencio o en vibrador, por lo que podrás contestar por texto o comprobarlo en alguna ocasión que no interfiera con el juego.

Lo que puede ser más importante aquí es no permitir que tu dispositivo reduzca la velocidad de tu juego y asegúrate de que tu ritmo esté sincronizado con el de tus compañeros, así como el de tus compañeros con el tuyo.

Vestirse para la ocasión

Lo que se lleva puesto en el golf siempre ha importado y todavía sigue siendo importante, aunque cabe destacar que las reglas en cuanto a la ropa de golf se han relajado.

Atrás han quedado los días de los bockersknicker con medias, corbatas, chaquetas de tweed pesadas y gorras. Debido al calor, la ropa de golf se ha hecho mucho más ligera y más cómoda.

El uso de pantalones y una camisa de cuello es un uniforme bastante estándar para el golfista de hoy. También, trata de evitar evidenciar las grandes marcas o la verborrea con tus gorras, o camisas.

Competencia amistosa

Trata de no expresar demasiada emoción en el green, y con esto queremos decir el no lanzar, romper, o forzar los palos de golf en tu bolsa con un sentimiento de ira.

Es natural que la gente pueda enfadarse o emocionarse con su rendimiento, pero todo con moderación es válido. Y por favor, no seas ese tipo de persona que celebra cuando tu oponente se balancea.

Si estás jugando un juego relajado, permitiéndose el uno al otro la apertura del tee, o incluso una por ronda como juego limpio. Obviamente, será importante establecer las reglas previamente antes de que comience el juego.

Clubes de intercambio

Visitar los clubes de otro jugador solía ser un agravante con el solo hecho de pensarlo, pero en estos días, preguntar a un socio si se puede celebrar o probar tu propio club es bastante normal. Sin embargo, sigue estando en contra de las reglas el tomar prestado equipo de otros jugadores durante el juego.

Un par de pequeños consejos más:

Sé puntual: Preséntate en el green unos 15 minutos antes del tiempo de salida.

En la práctica: Si estás solo, envía tu putt lejos en varias ocasiones, pero si el green está lleno, sé moderado y solo lanza unas dos bolas de práctica.

No tomes demasiado tiempo para encontrar una bola perdida: Esto realmente puede ralentizar el ritmo del juego, por no mencionar sobre el riesgo de nunca encontrar la pelota. Solo toma 5 minutos o menos, y de no encontrarla, olvídate de ella y céntrate nuevamente en tu juego.

Evita el colocarte de pie detrás de la gente cuando se encuentra realizando sus putts.

Evita el caminar a través del green con tu bolsa de golf, esto puede causar una mala impresión, así que camina en la franja destinada para ello.

El restaurante

El día de hoy fui a ver a un cliente que se dedica a manejar empresas de factoraje financiero en México, algo que le resultaba muy bien en los pasados años; sin embargo, debido a su crecimiento fue más rápido de lo esperado y ahora necesitan de nuestra ayuda para poder manejar su negocio con la ayuda de nuestras plataformas tecnológicas.

Al salir de aquella oficina, nos subimos al elevador y bajamos al lobby del edificio, donde comimos en un restaurante tan bueno como innovador, debido a que era posible ordenar comida de muchos restaurantes, desde un solo lugar.

Esto significa que un grupo de personas sentadas en la mesa de un mismo restaurante pueden pedir de menús de otros restaurantes, lo que significa que el restaurante inicial  actúa simplemente como una plataforma o como un intermediario muy cómodo entre muchas cadenas de restaurantes que se encuentran en las proximidades.

A su vez, este restaurante tiene su propia cocina y sus propias especialidades que aparentemente están muy en demanda y muchas de las personas quienes van a aquel restaurante van a consumir la comida local, además de sus vinos.

Este restaurante también está dividido en zonas estrictas, correspondientes a clientes con distintos gustos para mantener a todos contentos y cómodos, ya que el restaurante cuenta con una zona para fumar cigarro, otra para fumar puro, así como una zona exclusiva para ver eventos deportivos de pago por evento.

decoracion_de_restaurantes_modernos_02

Como todos los restaurantes, este tiene sus días cuando se encuentra más concurrido y aquellos en que está un poco más tranquilo, sin nunca estar verdaderamente vacío, ni siquiera a media tabla, algo que a su vez es bueno para todos los clientes dependiendo de sus gustos, ya que hay algunos, sobre todo los jóvenes, a quienes les gusta que el lugar esté a reventar, mientras que hay otras personas un poco más serenas, quienes gustan de tener un ambiente más tranquilo.

El día más concurrido de este restaurante es el jueves, cuando la mayoría de los oficinistas bajan después del trabajo a cenar y tomar un par de tragos para controlar un poco el estrés de la semana, naturalmente habiendo aquellos que bajan no solo a tomar un par de tragos, sino para quedarse ahí un buen tiempo, ya que los días jueves y  viernes cierra a las 2 a.m.

Algo muy importante de este restaurante es su excelente conexión a internet, que maneja en todos los sectores del lugar, haciéndole a todos sus clientes tener acceso directo a todo lo que acontezca en su trabajo o vida personal, algo que es elemental el día de hoy; sin embargo, muchos lugares siguen cometiendo el error de no tener un internet de clase óptima, siendo esta una de las razones principales por la que muchas personas evitan a muchos  a los restaurantes después de algunas veces de visitarlos.

Me da mucho gusto que se esté innovando de esta manera en el sector empresarial.

Las alturas

Hace no mucho tiempo estaba volando en un vuelo de Volaris, donde todo iba perfecto, cuando de pronto comencé a tener un gran temor y una ansiedad muy grande, algo que desgraciadamente me sucede con mucha frecuencia en muchos vuelos, sin importar la aerolínea o el lugar donde esté sobrevolando, aunque se hace peor cuando vuelo sobre el mar y especialmente sobre océanos.

Sucede a muchas personas con este temor, que no saben sobre su procedencia, algo que puede hacer las cosas mucho peor o mucho mejor, aunque el resultado siempre es el mismo, temor.

El temor, aunque muchas personas lo antagonicemos, es un mecanismo del cuerpo diseñado para resguardad nuestra seguridad y evitar que nuestro organismo se encuentre en una zona de peligro, para de este modo hacer lo que la mente de cualquier ser vivo está diseñada para hacer, esto siendo asegurar su supervivencia.

El problema es que algunas veces, los mecanismos de defensa triviales, provenientes del principio de los tiempos, fácilmente pueden salirse de control, causando así reflejos irracionales que pueden llevar a una persona a perder la razón.

Por mi parte, sí entiendo muy bien el porqué de mi temor a las alturas, un temor que no es racional, aunque sí lo es empírico, ya que cuando era pequeño caí varias veces de lugares altos, por no decir bastante altos para una persona de mi entonces reducida edad.

La primera vez que caí desde una altura prominente fue cuando tenía unos dos años, al  caer de una litera cuya altura superaba la de cualquier adulto promedio y en esos tiempos yo era un niño bastante chico  en tamaño.

miedo-a-las-alturas-1La segunda vez que caí de algún lugar alto fue de un árbol que gozaba escalar, un árbol del que mis padres y sobre todo mis abuelos me decían que debía mantenerme alejado o al menos bajo sus ramas, disfrutando de su sombra como los seres humanos deben convivir con los arboles.

La razón por la que escalaba aquel gigante con tanta frecuencia era porque era un punto de observación invaluable a toda la cuadra, algo que por alguna razón me hacía sentir bastante seguro, ya que de este modo sentía que tenía poder sobre todos y todas, al tener la habilidad de ver lo que hacían cuando nadie veía.

Naturalmente, no lo razonaba con esa claridad y lo hacía solo porque me sentía muy seguro en las alturas, hasta que las alturas me expulsaron de su reino.

Sin embargo, ahora que veo para atrás, mi expulsión del reino de las alturas fue producida por mi falta de respeto a ellas, ya que después de varias veces de subir a aquel árbol sentía que el peligro era inexistente y pensaba que me encontraba en mi propia casa.

Un buen día, al cruzar de rama en rama con suma distracción, caí de una distancia aproximada de ocho metros, impactando cada rama con mi rostro.

Desde ahí que yo tampoco quiero a las alturas.

Imprescindibles para tu viaje de negocios

viajes-negocios

Si con frecuencia viajas por cuestiones de negocios, seguramente ya tienes una experiencia envidiable para hacer y deshacer tu maleta, a más de que ya debes conocer los mejores hoteles México DF y en otras grandes ciudades del mundo.

No obstante, si te estás preparando para tu primer evento o convención, o si ha pasado mucho tiempo desde tu última salida por negocios, nuestros consejos podrán serte de utilidad.

En esta ocasión trataremos de los accesorios, dispositivos y artículos que ningún viajero de negocios debería dejar fuera de su equipaje, porque en algún momento le serán útiles y necesarios para su trabajo y hasta podrán sacarle de apuros en caso de imprevistos.

Comentaremos estos imprescindibles, agrupándolos en las categorías que les corresponden.

Ropa y accesorios

Independientemente del clima y el ambiente que caracterice al lugar que vas a visitar, si acudes a un evento de negocios necesitarás un atuendo formal. El diseño del traje y el tipo de tela son los que te ayudarán a resistir las posibles inclemencias del clima, pues tampoco se trata de que sufras un golpe de calor o mueras de frío. También te conviene llevar una prenda que puedas usar en un evento de gala, como la cena de clausura de un congreso.

Empaca también un par de zapatos formales y otros más cómodos, pero que sean presentables en las actividades de trabajo.

Gadgets y dispositivos

Seguramente tu computadora o tu tableta electrónica son compañeras inseparables de los viajes de negocios; por no hablar de tu teléfono celular. Seguramente estos dispositivos son los primeros que guardas; sin embargo, hay otros gadgets igual de importantes, que a veces se llegan a olvidar.

Primero que nada, están los cables y cargadores necesarios para conectar tus dispositivos; por extraño que parezca, en ocasiones las prisas hacen que se queden fuera de la maleta y luego tenemos que andar a la caza de conexiones libres en los aeropuertos o en los hoteles. Así que luego de guardar tus gadgets, asegúrate de que no falten los cargadores.

viajes-negocios1

Si viajas al extranjero, tampoco te puede faltar el adaptador de voltaje, ya que de nada te servirán los cargadores si no puedes enchufarlos a las tomas de corriente. Lo más práctico es que adquieras un adaptador universal, que cuenta con entradas para Europa, Reino Unido, América y Asia. Puedes conseguirlo en las tiendas de los aeropuertos e incluso durante el vuelo.

Por último, es muy conveniente que lleves una memoria USB, en la que tengas un respaldo de tus documentos de trabajo (las diapositivas de tu presentación, por ejemplo) y además puedas guardar información útil que tengas oportunidad de obtener.

Recursos para el networking

Los congresos, convenciones, exposiciones y eventos de negocios son excelentes oportunidades para conocer a otros actores de nuestra industria, y para entablar contacto con clientes o socios potenciales. Por ello, no debes olvidarte de algunos recursos que te permitan agilizar esta labor. Los básicos son las tarjetas de presentación; si cuentas con un brochure informativo de tu empresa o negocio, lleva también algunos ejemplares.