¡Aquí te mostramos cómo hacer un material sensorial de juego más maravilloso para la creación de marcas, la escritura previa, las habilidades motoras finas, la investigación sensorial y la diversión relajante a través de actividades para niños en forma de juego!

Cuando son muy pequeños, debemos enfocarnos en desarrollar las habilidades motoras, tanto las finas como las gruesa, y esto llevará al pequeño a realizar poco a poco las primeras marcas y practicar letras en forma de juego lo que será una grata experiencia de de aprendizaje a través de las actividades escolares sensoriales.

Para aprovechar el tiempo de juego, vamos a crear un poco de sal sensorial nueva, esta vez agregando coloración púrpura, aceite esencial de lavanda y brillo plateado.

Resultado de imagen para material sensorial

¡Realmente es el material sensorial más maravilloso que existe!

Tan maravillosamente suave y liso, se vierte muy bien entre los recipientes, se siente encantador entre los dedos (y los dedos de los pies) y puede rastrillarse, dibujarse, moldearse, alisarse y usarse para crear patrones e impresiones, todo lo que nuestro pequeño necesita para jugar y practicar.

Cómo hacer sal sensorial:

  • Vierte un poco de sal fina en una bolsa zip-loc
  • Agrega unas gotas de colorante alimentario líquido (o colorante en gel mezclado con unas gotas de agua)
  • Sacúdelo y mezcla con los dedos a través de la bolsa hasta que se combine todo el color
  • Agrega brillo y unas gotas de aceite esencial y agita nuevamente
  • Almacenar en un recipiente hermético indefinidamente

¡¡A JUGAR!!

Lo vertimos sobre una mesa que previamente puedes forrar con papel de aluminio, con un pequeño borde creado al revés arrugándolo para formar una barrera.

Esto le dará una capa subyacente brillante que reflejará maravillosamente cuando se realicen las marcas.

A la sal le puedes agregar plumas (de ave o imitación), un machacador de papas, un pequeño rastrillo, tenedores, tazas y por supuesto, los deditos creadores de los pequeños.

¡El triturador creará impresiones maravillosamente profundas en la sal, con crestas que podrían trazarse como un laberinto de punta de dedo!

Las manos pueden crear impresionantes remolinos y patrones encantadores, así como una oportunidad para practicar la escritura de letras y nombres para tu pequeño.

Las plumas son materiales muy divertidas para hacer marcas y crear patrones ondulados, en zig-zag y de líneas.

Son fáciles de sujetar y no se pueden usar ni sujetar mal, lo que las convierte en una excelente herramienta de escritura previa para niños pequeños.

Resultado de imagen para material sensorial

Además de los beneficios del aprendizaje y el juego, también es una forma encantadora de calmarse y relajarse, debido a la naturaleza terapéutica de jugar con un material sensorial y el efecto del aceite de lavanda.

¡Es casi un jardín zen en miniatura para niños! ¡Genial para el final del día cuando el cansancio está comenzando!

Además de lo anterior, puedes ocupar este material para los siguientes aprendizajes:

  • Alfabetización: hacer marcas, copiar y seguir patrones de escritura a mano, sostener y usar herramientas para hacer marcas. Todas estas son habilidades previas a la escritura.
  • Físico: fortalecimiento de los músculos de las manos para el desarrollo motor fino, habilidades de «barrido» motriz grueso, desarrollo de destreza y coordinación mano-ojo mediante verter, recoger, llenar y vaciar.