Cómo crecen los niños y ahora mi pequeña sobrina que ha venido a visitarme es mi compañera en la cocina. A ella, sencillamente le encanta cocinar, por eso somos muy afines.

Y con tan valiosa ayuda, es mucho más grato y fácil cocinar.

A mi sobrina le encantan los postres así que estuvimos buscando algunas ideas para hacer galletas de navidad un tanto diferentes a las tradicionales.

Decidimos adaptar unas galletas que hicimos en San Valentín para tener la versión navideña ya que fueron unas galletas que causaron sensación en todos los que nos reunimos ese día.

Muy bien, la idea fue agregar helado de vainilla en lugar de preparar galletas crujientes y adaptamos un brownie saludable de chocolate para convertirlas en sándwiches donde el helado era el relleno.

Resultado de imagen para sandwiches de helado

Y eso no fue todo… mi querida sobrina tuvo una gran idea. «¿Qué tal un postre picante con una pequeña pizca de pimienta de cayena?«.

Todo lo que necesitas es un poco de polvo para darle un buen impulso al chocolate. No te preocupes, el helado está ahí para equilibrar la especia.

Si vives en un lugar donde hace frío, generalmente no esperan un postre con helado y menos picante…

Bueno, nos pusimos manos a la obra y logramos un postre único, espectacular e igualmente exitoso entre mi querida sobrina y yo.

Agradecimientos a Eat Me Guilt Free por la información y ayuda.

Los ingredientes

  • 240 g de chocolate semiamargo picado en trozos grandes (chocolate 1)
  • ½ barra de mantequilla sin sal
  • ⅔ taza de harina para todo uso
  • ½ cucharadita de polvo para hornear
  • ½ cucharadita de sal
  • 2 huevos grandes a temperatura ambiente
  • ¾ taza de azúcar morena
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 360 g de chocolate semiamargo picado en trozos grandes (chocolate 2)
  • Un toque de pimienta de cayena para espolvorear

Preparación

Precalienta el horno a 180°C. Alinea dos bandejas para hornear con papel pergamino o con esterillas de silicona.

Combina el chocolate (chocolate 1) y la mantequilla en un tazón a prueba de calor sobre una cacerola con agua a fuego lento, caliente hasta que el chocolate y la mantequilla se derritan y queden suaves, revolviendo ocasionalmente.

Video de Las Recetas de Lupita | YouTube

En un tazón mediano, tamizar la harina, el polvo de hornear y la sal.

En el bol de una batidora eléctrica, bate los huevos, el azúcar morena y la vainilla. Batir a velocidad media-alta hasta que el azúcar se haya disuelto completamente, aproximadamente 4-5 minutos.

Reduce la velocidad a bajo y agrega la mezcla de chocolate derretido, licuando hasta que se incorpore.

Agrega los ingredientes secos y bate hasta que se mezclen. Coloca el chocolate restante (chocolate 2) con una espátula.

Deja caer cucharadas colmadas de masa en las bandejas para hornear preparadas, con una separación de aproximadamente 3 cm (puedes usar una cuchara para servir helado ya que es bastante pegajosa).

Hornea girando las bandejas para hornear a la mitad, hasta que las galletas estén un poco suaves en el centro y agrietadas en la parte superior, alrededor de 9-12 minutos.

YouTube | La Cooquette

Espolvorea un poco de pimienta de cayena en las galletas para darle un toque picante adicional.

Deja enfriar en las bandejas para hornear por 10 minutos y luego transfiera a una rejilla para enfriar completamente. Almacenar en un recipiente hermético.

Para armar los sándwiches

Cuando las galletas estén lo suficientemente frías para manipularlas, coloca una cucharada de helado entre dos galletas y aplaste un poco para hacer un sándwich de helado. Almacenar en el congelador.

Puedes usar cualquier sabor de helado que quieras. Y listo… cuando sea la hora del postre, solo saca tus lindos y deliciosos sándwiches navideños.