Igualdad de derechos

La madrugada del 28 de junio de 1969 tuvo lugar una redada en el Stonewall Inn, un bar gay ubicado en la ciudad de Nueva York. Este hecho fue el detonante del movimiento LGBT en Estados Unidos —y, en cierta medida, del mundo. Durante los 50 y los 60 los atracos policiales homofóbicos eran muy comunes; cuando caía la noche los lugares clandestinos en los que gays, lesbianas y transexuales se daban cita eran el blanco de múltiples ataques efectuados por la autoridad.

Gracias a que los asistentes de Stonewall Inn —y las personas que presenciaron los hechos— rompieron el silencio y respondieron a las agresiones, tiraron señalamientos de transito, barreras mentales y juicios morales, fue que miles de personas decidieron unir su voz y descontento contra una sociedad que los discriminaba; la comunidad LGBT estaba obligada a vivir en el anonimato y a mantener encuentros a escondidas, como si el amor fuera un delito de Estado.

Ha sido un camino largo el de esta lucha, y por supuesto que todavía falta mucho por recorrer; pero los avances que ha logrado la comunidad LGBT para la obtención de derechos igualitarios han sido inmensos. Junio se ha convertido en el mes más colorido del año, y cada vez más personas —e incluso empresas— se suman a la celebración de la diversidad que compone a nuestra sociedad.

Las marchas que se realizan anualmente alrededor del mundo para conmemorar los eventos de Stonewall Inn son más que una simple fiesta, son un recordatorio punzante de que la comunidad LGBT se encuentra en cada rincón del planeta, que no se mantendrán en silencio mientras sus Derechos Humanos son pisoteados y que son cada vez más los que pierden el miedo de mostrarse tal cual son. Evidentemente, hay mucho que celebrar y mucho de qué sentirnos orgullosos.