Cómo aumentar tu puntaje en el examen TOEFL en menos de un mes

¿Tu puntaje en el examen de TOEFL hablado puede arruinar tus planes para trasladarte a otro país o inscribirte en una universidad superior?

Entonces habrá que buscar una guía como Harmon Hall para ayudarte en esta importante misión.

El enfoque es tener sesiones que donde se encuentren 100% basadas en la práctica, en donde los estudiantes puedan hablar el inglés de forma natural, clara y correcta, sin ninguna memorización.

Si bien la práctica a largo plazo y la preparación es la clave para tener éxito en la prueba de TOEFL, te sugerimos una par de cosas que debes hacer en el próximo mes, lo que te ayudará a aumentar tu puntaje de prueba de manera significativa.

Hablar inglés es algo así como “estar en forma”. La mejor manera de estar en forma antes de un examen como el examen TOEFL es practicar el hablar continuamente en los próximos días.

Olvídate de todos los errores que cometes al hablar, olvídate de todas las reglas gramaticales que has aprendido hasta ahora. Sólo céntrate en hablar inglés tanto como te sea posible en los siguientes días.

Esto hará que tu cerebro piense y procese en inglés. Es muy importante que comiences a cambiar tu cerebro a un modo de sólo inglés en los últimos días antes de la prueba de TOEFL hablado.

Trata de no traducir frases directamente a tu lengua materna, ya que esto hace que tu cerebro vuelva al otro idioma. Y practica el hablarte en voz alta a ti mismo tan a menudo como puedas.

El practicar es mejor que no hablar, pero eso significaría que no te podrás corregir cuando cometas un error.

Si deseas obtener la puntuación perfecta en la prueba de TOEFL, necesitas el apoyo de un hablante nativo de inglés para escucharte y señalar cómo puedes mejorar.

Aquellos programas en donde se practique el inglés hablado te permiten hablar uno a uno con un hablante nativo de inglés.

Esto te dará la oportunidad de tener una discusión significativa y obtener correcciones en la gramática, la pronunciación y el vocabulario.

Y puedes usar temas de TOEFL de exámenes pasados para apoyarte en el proceso.

Una parte importante de la fluidez es entender lo que oyes.

Así que si quieres “sonar” con fluidez durante la prueba de TOEFL hablando, rodéate de muchos estímulos en inglés.

Ver la televisión en los canales de habla inglesa, en particular las noticias, donde se habla claro, conciso y un correcto inglés.

La mayoría de las televisiones tienen ahora un mando a distancia que te permiten pausar el show e incluso rebobinarlo.

También puedes apoyarte de los subtítulos programados para un idioma y del mismo idioma inglés para que puedas ver la palabra escrita en la parte inferior.

Además, escucha audiolibros y podcasts cuando estés conduciendo o incluso cuando te vayas a dormir.

Como bonificación, esto también mejorará tus habilidades de escucha para el examen TOEFL.

Si haces todas estas acciones durante los días previos a tu prueba de TOEFL hablado, pasarás el examen con éxito sin ningún problema. Así que empieza hoy mismo.